Algunos de los beneficios de la casa de retiro para el cuidado de los adultos mayores

Hasta hace algunas décadas no existía mucho conocimiento de las necesidades especiales que tienen los adultos mayores para el cuidado de su salud, o bien, no se le prestaba demasiada atención. Afortunadamente en la actualidad se tiene mayor conciencia de esto y gracias a los continuos avances médicos y al especial énfasis que le da la medicina moderna a la salud integral, existen profesionales en medicina y enfermería geriátrica, especializados en el cuidado de adultos mayores.

Es precisamente debido a esta mayor conciencia que muchas personas optan por mudarse a una casa de retiro para pasar su llamada tercera edad, un lugar donde rodeados de profesionales en la atención y cuidado de las necesidades de los adultos mayores, podrán estar mucho más seguros y cómodos que en su propia casa.

En México la esperanza de vida es en promedio de 76 años, y se estima que alrededor de trece millones de personas son adultos mayores, y como ya mencionamos, durante esta etapa se requieren de cuidados y atenciones especiales para tener una salud física y mental adecuada, que permita tener una buena calidad de vida. Durante los últimos años se ha dado mayor importancia a las necesidades de cuidado especial que tiene este sector de la población, y por tanto cada vez son más quienes se forman profesionalmente para atender las necesidades de salud integrales que se tienen durante esta etapa de la vida.

En este punto, cabe mencionar que no únicamente en la tercera edad se tienen necesidades particulares, de hecho el ser humano en sus distintas etapas de desarrollo requiere de atención especial específica para el momento en el que está atravesando, desde el momento de su nacimiento hasta sus últimos días de vida y es un derecho para todos poder acceder a los servicios que permitan tener una buena calidad de vida en todo momento.

Hablando específicamente de lo que ocurre en el caso de los adultos mayores, durante mucho tiempo existieron mitos en torno a los asilos y culturalmente no era bien visto que en México los adultos mayores optan por vivir en uno de estos lugares, ya que se pensaba que quienes pasaban sus días ahí lo hacían por rechazo de su familia.

Afortunadamente estos mitos y tabúes se han roto, y con los cambios en la ideología de la sociedad y una mayor conciencia de las necesidades que tienen los adultos mayores, cada vez es mejor aceptado que una persona pase esta etapa de su vida en un asilo o casa de retiro; contrario a lo que se pensaba comúnmente, una casa de retiro no es únicamente una alternativa para aquellas personas cuyas familias no pueden acogerlas y brindarles apoyo, sino que ahora es para muchos la primera opción a considerar para garantizar su salud y comodidad.

Los asilos o casas de retiro son espacios creados especialmente para que los adultos mayores disfruten de una buena calidad de vida recibiendo servicios médicos y psicológicos profesionales y cuenten con espacios para el desarrollo personal y social en compañía de otras personas que la misma edad.

La principal ventaja de esos espacios es que los adultos mayores cuentan con supervisión especializada durante todo el día, por personal que se mantienen al pendiente de sus necesidades y dispuestos a apoyarlos en cualquier momento en que lo requieran. Es por todos los servicios de los que se dispone al interior de un asilo, que la calidad de vida de quienes viven en ellos es, en muchos casos, mejor a la que podrían tener si vivieran solos en casa o bien, con un familiar, pues como ya mencionamos apuestan por una atención y cuidados integrales que atiendan no únicamente su salud física, sino también mental, a través de los servicios de profesionales médicos y de diferentes actividades recreativas e incluso educativas, según los intereses de cada residente.

Entre los servicios y cuidados especializados que se pueden recibir en un asilo, siempre y cuando el lugar se seleccione adecuadamente, se encuentra atención médica por parte de personal especializado en geriatría, una dieta personalizada según edad y estado de salud del residente, actividades recreativas y un entorno que favorece la convivencia con otras personas que se encuentran en el mismo rasgo de edad, para que las habilidades sociales de los residentes no se vean afectadas. Este último punto es de gran importancia, y de hecho se trata de una de las principales razones por las que se recomienda a las personas optar por vivir en una casa de retiro una vez que han llegado a la madurez.

Como es sabido, es bastante común que los adultos mayores, tanto por los cambios físicos por los que atraviesan y que afectan su salud, como por el cambio en sus intereses, se aíslen y ya no convivan ni con familiares ni amigos ya que suelen sentirse rechazados e incomprendidos. Esto tiene consecuencias negativas a diferentes niveles, por ello una de las recomendaciones más importantes que se da a familiares de adultos mayores es que busquen integrarlos a sus vidas, de este modo se reducen las probabilidades de que desarrollen trastornos que puedan conllevar otras enfermedades que afecten notoriamente su calidad de vida.

Sabemos que por el ritmo acelerado que caracteriza el estilo de vida actual, muchas veces no es posible prestar esa atención a los adultos mayores, y en estos casos un asilo es la mejor opción, pues permite la convivencia con personas que fácilmente pueden comprenderlos, ya que se encuentran en la misma etapa y con quienes pueden compartir gustos e intereses similares.

Otro beneficio de vivir en casas de retiro es la seguridad que proporcionan. Como es bien sabido, el envejecimiento implica cambios y pérdidas en las capacidades físicas de cualquier persona, por lo que los adultos mayores son más vulnerables a sufrir cierto tipo de accidentes en la casa; entre los más comunes se encuentran las caídas, principalmente en el baño y en las escaleras; quemaduras, ocasionadas al cocinar; intoxicaciones, por ingerir sustancias de recipientes cuyas etiquetas no se pueden leer correctamente; y riesgos de incendio por el uso de estufas y aparatos eléctricos que se dejen encendidos o que no se utilicen correctamente.

Para reducir las probabilidades de que el adulto mayor sufra accidentes, se recomienda que no viva solo, que la casa donde habite se adapte con elementos que le permita la movilidad, por ejemplo barandales, agarraderas y rampas, y que cuente con asistencia para llevar a cabo ciertas actividades, y en un asilo puede tener todo esto durante todo el día, sumado a la atención médica inmediata en caso de que llegue a necesitarla.

Es por todo esto que las casas de retiro son una opción altamente recomendable para todos aquellos que estén interesados en la salud, seguridad, comodidad y en general, en el bienestar propio y de sus familiares. Si deseas conocer más sobre todos los beneficios que una casa de retiro puede ofrecer te invitamos a ponerte en contacto con nosotros, en Lúmina Senior Care con gusto te atenderemos.

Recent Posts