Enfermería geriátrica, clave en el buen estado de salud del adulto mayor

In Blog

Actualmente en México vivimos en una sociedad demográficamente envejecida, donde la esperanza de vida se ha prolongado y tenemos más adultos mayores que nunca; si bien es cierto que los avances en medicina y tecnología han encontrado nuevas técnicas para combatir a las enfermedades, la Enfermería geriátrica juega un papel fundamental, ya que es una labor asistencial tanto en las instituciones de salud como en los hogares de las personas que la necesitan, pues estos profesionales trabajan también en el ámbito residencial, llevando cuidados de calidad a las personas que no requieren de hospitalización, pero sí de la atención profesional que sólo una enfermera puede proporcionarles.

La enfermería gerontológica o geriátrica es una especialidad de la carrera de enfermería, que se ocupa de la atención de las personas de la tercera edad, ya sea de forma autónoma o bajo la colaboración de especialistas en medicina, con el fin de atender a los pacientes desde una perspectiva holística. Se denomina holística o integral porque abarca desde la prevención de las enfermedades, la identificación de los factores de riesgo para evitar las enfermedades o accidentes que dejen secuelas en el adulto mayor, pero también en la atención a pacientes con enfermedades geriátricas, así como los cuidados y tratamientos especialmente creados para la fragilidad y discapacidad que suele caracterizar a las personas de edad avanzada, a discapacitados y a enfermos que se acercan al final de su vida.

Los profesionales del área de enfermería requieren especializarse en la atención de las personas de la tercera edad y en todos los factores relacionados con el envejecimiento, no sólo los físicos y médicos, sino los económicos sociales y culturales, además del trato que debe brindarse a una persona de edad avanzada, ya que cuentan con características y necesidades diferentes, además sus problemáticas psicosociales y su idiosincrasia suele complicar los tratamientos; incluso muchas personas mayores rehúyen los servicios de salud, ya que tienen creencias muy arraigadas sobre los hospitales y los médicos.

En general, las enfermeras son las profesionales de la salud que se encuentran más cercanas a sus pacientes, y especialmente en los hospitales o en las instituciones dedicadas a la atención de adultos mayores el contar con especialistas en Enfermería geriátrica es un beneficio, ya que tendrán mejores herramientas para cuidarlos y obtener mejores resultados con los tratamientos, ya que no sólo pueden prolongar la salud del adulto mayor, sino mejorar su calidad de vida; por esta razón es muy importante que la enfermera dedicada al cuidado residencial de un adulto mayo cuente con la especialización pertinente, ya que de este modo tendremos un profesional con conocimientos de medicina para adultos mayores, de nutrición, de prevención de enfermedades, de cuidado de la piel, curaciones y demás tratamientos.

Para las personas que se acercan al final de su vida o que padecen enfermedades en los estadios más avanzados, la geriatría también proporciona cuidados paliativos prolongados, es decir, el alivio del dolor y la búsqueda de la comodidad del paciente, por lo que se enfoca en el disfrute de esta etapa, a pesar de los cambios psicosociales, físicos y emocionales.

Por esta razón enfermeros y enfermeras geriátricos son actores clave en la atención médica y clínica de los adultos mayores, en el contexto adecuado y dirigido a los aspectos psicosociales, emocionales, económicos y sanitarios, considerando también las condiciones patológicas relacionadas con las enfermedades crónicas que padezca el adulto mayor para dimensionarlas de forma física y psicológica, con el fin de garantizar y preservar su bienestar.

La Enfermería geriátrica se centra en atender a las personas mayores de forma personalizada, promoviendo el autocuidado, la autonomía y la independencia, ya que se busca retrasar lo más posible las situaciones de dependencia física, que deterioran la salud emocional y la autoestima del adulto mayor. Además, el profesional en enfermería geriátrica valora casos, detecta situaciones de riesgo, resuelve comportamientos inadecuados para la salud y trabaja en coordinación con otros especialistas, como el médico geriatra, el terapeuta físico o rehabilitador.

El desarrollo de competencias enfermeras en el ámbito de la geriatría ha estado presente en la enfermería desde hace varios años, aunque no son muchas las universidades que ofertan la especialización, pues la demanda de los estudiantes no es tan alta; si bien todas las enfermeras cuentan con conocimientos y competencias básicas para el cuidado del adulto mayor, se recomienda contar con especialistas en geriatría para brindar los mejores servicios al adulto mayor.

A medida que envejecemos, nuestras necesidades cambian y la atención médica y psicológica también debe cambiar, adaptándose a los requerimientos nutricionales, farmacológicos, emocionales, sociales y económicos de cada persona. Si tú o uno de tus seres queridos requiere de la atención personalizada y a domicilio, que una enfermera profesional puede brindarle a una persona de la tercera edad, no dudes en buscar que la enfermera cuente con los conocimientos del área de geriatría para evaluar el estado de salud física, nutricional y cognitiva, así como la supervisión de la toma de medicamentos, aplicación de inyecciones, curaciones, higiene y muchas otras acciones que deben realizarse diariamente para preservar la salud de la persona que quieres.

En Lúmina contamos con el servicio de Enfermería geriátrica, asistencia residencial para que una profesional se mantenga al pendiente de las necesidades y atienda al adulto mayor en su hogar, situación que puede ser abrumadora y agotadora para los miembros de la familia; en algunos casos incluso es imposible brindarles la atención que necesitan y para esto también ponemos a tu disposición nuestra casa de retiro con atención las 24 horas.

 

Recent Posts