Lo que deben de saber sobre la geriatría.

Bienvenidos a este sitio web de Lumina Sernio Care, residencia enfocada en el tratamiento comprensivo, ético y profesional de adultos mayores. En esta página les daremos información introductoria y general sobre la enfermería geriátrica. Sin más que añadir, esperamos esta publicación sea de su agrado.

Un médico geriátrico, también llamado geriatra, se especializa en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades y las discapacidades en los adultos mayores. Son profesionales de atención primaria que están especialmente capacitados para atender a pacientes que atraviesan por el proceso de envejecimiento. Los geriatras proporcionan atención médica integral y acorde a las diversas condiciones de salud que se muestran generalmente en las personas seniles. Éstos están certificados por organizaciones reconocidas oficialmente y capacitados durante años en lo relativo a la atención que requieren las personas de la tercera edad, de modo que ofrecen servicios profesionales y de calidad a quienes los requieren.

Los médicos geriátricos, pese a que sus servicios parecen a los de otros enfermeros y médicos, en realidad se enfocan en los problemas de salud que frecuentemente afectan a los adultos mayores, como dolores, caídas, pérdida de memoria, incontinencias (pérdida involuntaria de orina) y los efectos secundarios de los medicamentos. Otro aspecto importante de la medicina geriátrica es la evaluación de la capacidad de un paciente anciano para cuidar de sí mismo (por ejemplo, preparar y comer alimentos, bañarse, vestirse, etcétera). Entre las condiciones médicas que los geriatras pueden tratar se incluyen las siguientes:

  • Enfermedad de Alzheimer.
  • Cáncer (por ejemplo, cáncer de ovario, cáncer de próstata, entre otros).
  • Demencia
  • Diabetes
  • Epilepsia
  • Enfermedad del corazón.
  • Osteoporosis
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Trastornos del sueño.

Debido a las mejoras hechas en los últimos años en cuanto a atención médica, calidad de vida, nutrición y tecnología médica se refiere, el número de personas que alcanzan los 60 años en nuestro país es mayor al de años pasado, lo cual puede traducirse en un mayor número de complicaciones potenciales que requieren atenciones geriátricas. Los médicos de atención primaria (por ejemplo, médicos generales, médicos de familia, internistas) pueden proporcionar atención médica a pacientes ancianos que no tienen problemas de graves de salud. Sin embargo, cuando un adulto mayor experimenta enfermedades o discapacidades físicas, mentales o emocionales que llevan a depender de la asistencia de otros, o cuando su condición causa estrés en los cuidadores (por ejemplo, familiares y amigos), deben acudir con un especialista en enfermería geriátrica.

A medida que las personas envejecen, sus necesidades de salud cambian por lo que son necesarias atenciones más especiales. Un diagnóstico de la enfermedad de Parkinson o de las enfermedades cardíacas puede presentarse de forma muy distinta en los ancianos en comparación con los adultos cuya edad oscila entre los 40 y 50 años. Además, a medida que ustedes o sus seres queridos envejecen, los planes de tratamiento que en el pasado utilizaron para manejar sus enfermedades también comienzan a cambiar. Afortunadamente, las enfermeras geriátricas tienen experiencia en estos cambios y pueden reconocer rápidamente la progresión de estas enfermedades y la necesidad de tratarlas de forma diferente. Mientras que algunos enfermeros y enfermeras geriátricos pueden cuidar a las personas de tercera edad desde sus casas, otros trabajan desde residencias y asilos en los que se ofrecen servicios de cuidados acordes a las necesidades de los adultos mayores.

Algunas de las formas en que un especialista en enfermería geriátrica puede trabajar son las siguientes:

  • Evaluación del estado mental y las habilidades cognitivas (pensamiento).
  • Comprensión de los problemas agudos y crónicos de salud en la población de la tercera edad.
  • Discusión en torno a las preocupaciones más comunes de salud, como las caídas, incontinencias, cambios en los patrones de sueño, pérdida de memoria, dieta e hidratación, así como prevención de enfermedades.
  • Orden, organización y administración de medicamentos, así como control de posibles efectos secundarios.
  • Creación de planes de atención durante los períodos de transición (hospitalización o rehabilitación).

Ahora bien, una de las grandes ventajas de contar con el respaldo de residencias geriátricas o asilos como el que Lumina pone a su disposición, es que pueden establecerse relaciones constantes con el equipo de enfermeros y de médicos geriátricos. Para muchas familias, el estrés a la hora de administrar la medicación, coordinar el transporte con las citas médicas y estar al pendiente de las necesidades y atenciones que requieran los adultos mayores puede ser abrumador.  Por suerte el personal de enfermería que trabaja en las mencionadas residencias está capacitado para tratar a cada paciente de forma íntegra. Los enfermeros y enfermeras geriátricos de Lumina son conscientes del equilibrio que debe haber entre la medicación y el metabolismo de un anciano, así como de las diferentes interacciones que se producen como resultado de las atenciones, por lo que pueden estar seguros que ustedes o sus familiares recibirán la mejor atención médica bajo la supervisión de expertos.

En Lumina Senior Care somos una residencia para personas de la tercera edad que requieran atención médica profesional o deseen disfrutar con independencia de la senilidad con buenos servicios de alojamiento, entretenimiento y cuidado, en compañía de otras personas que atraviesan el proceso de envejecimiento. Ayudamos con tratamientos probados y eficientes para ayudar a los adultos en todo lo relativo a los físico, psicológico y espiritual. Dennos la oportunidad de ayudarles a hacer amenos, gratos y agradables, bajo un ambiente armónico, sus años de vejez. Les aseguramos servicios éticos, comprensivos, íntegros y de calidad. ¡Contáctennos! Somos la mejor opción si de enfermería geriátrica se trata.