¿Por qué se realizan actividades recreativas en una casa de reposo para adultos mayores?

La tercera edad es una etapa que implica importantes cambios en la estructura y funcionamiento del cuerpo y en la manera en que el individuo se relaciona con su entorno. Es por esta razón, y por la necesidad de adaptación a tales cambios, que los servicios de asistencia integral al adulto mayor resultan fundamentales, y una de las opciones disponibles para recibirlos es recurrir a una casa de reposo, lugar donde los adultos pueden residir de manera permanente o temporal.

En las casas de reposo, también llamadas casas de retiro, se ofrecen diferentes tipos de servicios y actividades diseñados precisamente para atender de manera integral las necesidades de las personas que se encuentran en esta etapa de su vida. Uno de los aspectos que se atienden en las casas de reposo es la recreación, y en esta ocasión hablaremos del papel que desempeña en el bienestar y la calidad de vida del adulto mayor.

Para comenzar, conviene identificar que el concepto de calidad de vida se asocia con cinco categorías: el bienestar físico, las relaciones interpersonales, el desarrollo personal, las actividades recreativas y las actividades espirituales. En publicaciones anteriores del blog de Lumina Senior Care hemos abordado ya algunas de estas categorías, principalmente el bienestar físico y las relaciones interpersonales, poniendo especial énfasis a las necesidades de socialización del adulto mayor, y de recibir atención por parte de profesionales sanitarios con especialización en geriatría.

Si bien a simple vista podría parecer que el bienestar físico, las relaciones familiares, y en general la manera en que las personas mayores se desenvuelven en sociedad no guardan mucha relación entre sí, de hecho están estrechamente vinculadas, y es a la recreación una de las alternativas disponibles para atender ambas simultáneamente. Es esta la razón por la que en toda casa de reposo se incluyen actividades recreativas, las que además propician el desarrollo personal, ya que representan una oportunidad de desarrollo intelectual, creativo y la autoexpresión. Pero, ¿Qué es la recreación? La recreación son todas aquellas situaciones y actividades que tienen como finalidad la relajación, el entretenimiento y la diversión, y en el entorno específico al que nos estamos refiriendo en esta ocasión, consiste en un medio a través del cual se puede facilitar al adulto mayor el proceso de adaptación a los cambios y pérdidas sociales que experimenta con el envejecimiento.

El diseño de las actividades recreativas depende del tipo de objetivos que se persigan con ellas y la población a la que van dirigidas, pero en términos generales son una oportunidad para aumentar la motivación, la creación de nuevas metas, el desarrollo de nuevos intereses y estilos de vida en el adulto mayor.

En esta ocasión agruparemos los objetivos de las actividades recreativas para adultos mayores en cuatro áreas de desarrollo: de desarrollo físico y mental, de desarrollo formativo y cultural, de dinamización ocupacional y de desarrollo humano y social.

La recreación aplicada para el desarrollo físico y mental busca propiciar desarrollar y mantener las capacidades físicas y psicológicas funcionales del adulto mayor a través de la enseñanza de rutinas, y se incluye dentro de programas de bienestar integral y fortalecimiento de un estilo de vida saludable. Los beneficios que ofrece la recreación en esta área incluye el afrontar los cambios físicos que abarca la disminución de las capacidades funcionales y limitaciones, desarrollar, recuperar y mantener la flexibilidad, fuerza, equilibrio y la expresividad corporal, así como promover la conciencia corporal y el autoestima, lograr la relajación y liberación de estrés; prevenir problemas físicos y mitigar sus efectos negativos sobre la salud general del individuo.

En el área formativa y cultural, la recreación tiene como finalidad contribuir a la inserción de los adultos mayores en la producción local como un medio para la integración social y propiciar el desarrollo humano. Los beneficios que ofrece en esta área de desarrollo es el fomento a la creatividad y el uso del tiempo libre de manera constructiva, el desarrollo de la capacidad lúdica, la apertura a formas artísticas y artesanales y la transmisión de experiencias y saberes, lo que estimula los procesos psicológicos superiores y contribuye al desarrollo personal de los participantes.

En el área de desarrollo humano y social, las actividades recreativas fortalecen la importancia de las personas de la tercera edad en el tejido social, esto a través de un fomento a su participación comunitaria, la comunicación, las relaciones interpersonales y el empoderamiento de los individuos, principalmente para la defensa de sus propios derechos y para fortalecer sus aportes a las dinámicas sociales de la comunidad.

Finalmente, en el área de dinamización ocupacional, la recreación es una alternativa para dar pie al desarrollo de habilidades en el adulto mayor de integración social, trabajo en equipo y desarrollo psicomotriz. El objetivo de las actividades recreativas en esta área puede ser fomentar las relaciones humanas y la integración a la sociedad, favorecer la creatividad, la psicomotricidad, la capacidad artística y la coordinación, así como mantener la capacidad productiva de los participantes.

Ahora bien, para que las actividades recreativas alcancen de manera satisfactoria los objetivos planteados, es necesario que su programación obedezca ciertos criterios, y en una casa de reposo como Lumina Senior Care, profesionales especializados en la atención de adultos mayores son los encargados de diseñar estas actividades. Para realizar la programación es fundamental que se respete la heterogeneidad del grupo de participantes, pues cada participante, según sus condiciones físicas y mentales, tendrá una respuesta distinta. Lo ideal es que se valore qué tan viable es realizar la actividad según la realidad de los participantes; también se debe tener en cuenta los tipos de hábitos de los participantes, siendo que la mayoría de las personas que han alcanzado la edad adulta raramente realizan actividades físicas.

Otro factor a tener en consideración es que en la vejez se presenta una pérdida progresiva de la identificación de la imagen corporal, a raíz de los cambios en capacidades psicomotrices y sociales, así como por la atrofia corporal, por lo que de preferencia la propuesta debe favorecer la integración de los participantes con estas modificaciones y su revaloración. En todo caso los objetivos de la programación de actividades deben responder a las necesidades del grupo al que va dirigida y permitir que los participantes elijan libremente la manera de desarrollarse dentro de las actividades según sus posibilidades. Las actividades que integren los programas deben guardar coherencia con los objetivos planteados, y periódicamente se deben aplicar herramientas de evaluación para darle seguimiento al desarrollo del programa, y en caso de que los objetivos no se alcancen de manera satisfactoria, es necesario realizar los cambios pertinentes.

Si se encuentran en busca de una casa de reposo con servicios integrales para garantizar el bienestar de sus residentes, en Lumina Senior Care somos una excelente opción. Los invitamos a ponerse en contacto con nosotros para solicitar información detallada acerca de los servicios que ofrecemos, para nosotros será un placer atenderlos.

Recent Posts