Puntos a tomar en cuenta para elegir una casa de reposo para ancianos

Una casa de reposo para ancianos es un espacio creado especialmente para garantizar una estancia agradable, cómoda y segura a adultos mayores que han tomado la decisión de pasar esta etapa de su vida en un lugar donde puedan convivir con otras personas que se encuentran en el mismo rango de edad y donde puedan recibir cuidados especiales, esto con la finalidad de atender sus necesidades de salud, seguridad y socialización. Es gracias a los beneficios que se pueden disfrutar en estos espacios y a la cada vez mayor demanda de un servicio de casa de reposo, también conocida como casa de retiro o asilo para ancianos, que hoy en día existen numerosas instituciones que ofrecen los servicios que hemos mencionado.

Con esto las opciones disponibles son de lo más diversas, razón por la que se debe tener cuidado al seleccionar una, y en esta ocasión les presentaremos una serie de recomendaciones para elegir aquella que cumpla con los requerimientos necesarios para una residencia cómoda, placentera y enriquecedora en este periodo de vida.

En términos generales, los factores que se deben valorar al momento de elegir una casa de reposo para ancianos tienen que ver con la capacidad de la institución que ofrece el servicio para garantizar una residencia de calidad, esto partiendo de las necesidades de atención y cuidados especiales que tienen los adultos mayores.

Como es sabido, las necesidades del ser humano van cambiando según la etapa de vida en la que se encuentran, esto a raíz de las transformaciones que se presentan a nivel fisiológico, pero no sólo eso, sino también por intereses sociales y de desarrollo personal y profesional y se considera que una persona tiene una buena calidad de vida cuando el aspecto de salud, intelectual y social están cubiertos. En el caso específico de lo que ocurre en la tercera edad, los cambios físicos que se presentan con el envejecimiento reducen las capacidades físicas y mentales llevando en la mayoría de los casos, al adulto mayor a un aislamiento, por lo que resulta indispensable adoptar medidas encaminadas a conservar su salud, reducir riesgos de accidentes, atender enfermedades existentes y en medida de lo posible evitar el desarrollo de nuevos padecimientos así como propiciar un entorno de integración y comunicación donde se sienta cómodo.

Las casas de reposo para ancianos para ofrecer un buen servicio deben con las instalaciones necesarias y personal capacitado para poder cubrir estas necesidades y la razón por la que se recomiendan es porque en muchas ocasiones, cuando el adulto mayor se queda solo en su propia casa o va a vivir con algún familiar no cuenta con la infraestructura mínima requerida para garantizar su seguridad. Uno de los problemas más básicos que se presentan fuera de las casas de retiro, es que no existen elementos adecuados para reducir riesgos de accidentes y facilitar la movilidad del adulto mayor, como pisos antiderrapantes barandales, agarraderas y rampas en zonas de peligro como resultan el baño y la cocina principalmente, fundamentales para prevenir accidentes que puedan ser ocasionados por la degeneración de las capacidades motrices durante la vejez.

Además, por cambios en la capacidad de memoria y velocidad de reflejos los adultos mayores son más propensos a sufrir otros accidentes, ya sea por olvidar apagar la estufa o desconectar aparatos eléctricos. En apoyo a mantener su autonomía, lo ideal no es impedirles realizar sus actividades cotidianas, sino proporcionarles supervisión y acceso a atención médica inmediata si se llegara a presentar alguna situación que comprometa su salud.

Una de las maneras de solucionar estos problemas es adecuando las instalaciones del hogar para hacerlo un lugar más seguro y contratando a personal de servicio que se haga cargo de atender al adulto mayor, en particular cuando se presenta alguna enfermedad degenerativa que haya sido diagnosticada por un médico con la indicación de cuidados especiales. Sin embargo muchas veces esto no es posible y por el gran número de tareas comprometidas en el cuidado y atención de un adulto mayor es realmente poco probable que una sola persona pueda hacerse cargo de todo.

Una opción perfecta son las casas de retiro o asilos para ancianos y para elegir el adecuado les recomendamos que se informen sobre el tipo de servicios que ofrecen, que visiten las instalaciones y que conozcan la formación del personal que se hará cargo de brindar la atención. Los servicios son de lo más variados y actualmente algunas casas de reposo cuentan con servicio de residencia permanente y con la opción de residencia temporal, estancia durante el día y actividades especiales ya sean dentro o fuera de las instalaciones de la institución. Investigar acerca de las opciones de residencia y los servicios que se incluyen, es básico para seleccionar una y en todo caso les recomendamos evaluar las necesidades particulares que se tengan. Por ejemplo, en caso de personas con padecimientos crónicos o enfermedades que requieren de una atención especial, averiguar si cuentan con personal especializado que pueda no sólo proporcionar los medicamentos requeridos sino también terapias o actuar en caso de alguna crisis es muy importante.

En lo referente a las instalaciones, estas deben ser seguras y resultar del agrado de quien vaya a residir en la casa de retiro, así como contar con espacios acondicionados para realizar las actividades recreativas en caso de que las ofrezcan. Por el lado del personal que atienda la casa, debe estar calificado y con alguna especialización geriátrica para brindar los diferentes niveles de servicio, desde el básico que incluye atender las necesidades de higiene y nutrición de los residentes, hasta avanzado, para quienes requieren tratamientos médicos especiales, o si se necesitan realizar tomas de muestra de sangre o monitorear los signos vitales.

También conviene verificar si cuentan con consultas médicas o chequeos periódicos y cuál es el protocolo en caso de que se presente alguna urgencia médica. En cuanto a los servicios de alimentación y actividades especiales se debe revisar el tipo de opciones de dieta que ofrecen y si cuentan con programas de activación física y mental que permita al adulto mayor conservar sus habilidades sociales, físicas e intelectuales. Para finalizar, evaluar si las dimensiones de las instalaciones y el número de personal, es suficiente para atender al número de residentes permitido es decisivo.

Les recordamos que si buscan una casa de reposo para ancianos que tenga todos los requerimientos necesarios para poder garantizar estancias seguras y cómodas en Lumina Senior Care somos una excelente opción. Nuestras instalaciones se encuentran en perfectas condiciones y contamos con una plantilla de personal especializado en la atención y cuidado de personas de la tercera edad, ofrecemos servicio de estancia permanente y de estancia de día, asistencia de enfermería y de emergencia, planes de nutrición adaptados a las necesidades de cada paciente y actividades de entretenimiento y físicas además de viajes organizados por nosotros mismos. Para solicitar mayor información sobre nuestros servicios pónganse en contacto con nosotros, en Lumina Senior Care con gusto los atenderemos.

 

Recent Posts