Qué es la enfermería geriátrica y cuál es su importancia en una casa de retiro

In Blog

Las necesidades y cuidados del ser humano se transforman a lo largo de su vida, por ello existen especialistas en diferentes ramas que se capacitan para atender esas necesidades particulares que se presentan desde el nacimiento hasta la vejez. Si bien, para una atención integral de las personas es indispensable la intervención de profesionales de diferentes disciplinas, la salud es el aspecto más importante, por ello se forman profesionales en medicina, enfermería y psicología especializados en la atención y tratamiento de las personas en sus diferentes etapas de la vida. Es en las últimas décadas cuando se ha comenzado a prestar mayor atención y a dar la importancia debida al cuidado de los adultos mayores, quienes al igual que los infantes, mujeres embarazadas y en general, que cualquier persona según su edad y condición física, tienen necesidades particulares y requieren de una serie de cuidados especiales para garantizarles una buena calidad de vida.

Es gracias a esta concientización que el número de profesionales con formación en geriatría ha ido al alza, específicamente en enfermería geriátrica, una disciplina que se encarga de la atención de las personas mayores desde una perspectiva biológica, psicológica, social y funcional, ello para que, de manera autónoma o en colaboración con otros profesionales, se ofrezca una atención integral al adulto mayor. Las personas dedicadas a la enfermería con una especialización en geriatría cuentan con los conocimientos y destrezas necesarios para seguir programas de promoción de la salud, la prevención de enfermedades y su seguimiento para reducir los riesgos de secuelas y permitirles alcanzar el máximo nivel de salud posible al seguir un tratamiento adecuado. Además, pueden identificar a las personas que se encuentran en mayor riesgo y proporcionar los cuidados necesarios para el tratamiento de enfermedades y discapacidades de las personas de edad avanzada, la atención por su fragilidad e incluso su cuidado cuando se encuentran al final de la vida.

Los profesionales con especialización en geriatría pueden laborar en diversas instituciones, ya sea de manera autónoma o en conjunto con profesionales de otras disciplinas, médicas o no, para la atención y tratamiento de los adultos mayores. Debido a la serie de cambios que se presentan a nivel físico, mental y social con el envejecimiento, es fundamental que una persona que por su edad es considerada ya como perteneciente al grupo de adultos mayores, esto es, a partir de los 60 años, se atiendan con profesionales especializados en geriatría, no únicamente porque tienen un mayor conocimiento respecto a las características de los padecimientos en esta etapa de la vida, sino porque están capacitados para brindar una atención personalizada según los requerimientos de los adultos mayores, lo que puede contribuir a que se sientan más cómodos.

Los especialistas en geriatría pueden encontrarse en instituciones públicas o privadas como hospitales y clínicas para la atención de los adultos mayores, así como en casas de retiro, lugares en los que son indispensables para cubrir las necesidades de los pacientes de edad avanzada que deciden pasar esa etapa de su vida en compañía de otras personas de edad similar al cuidado de un grupo de personas comprometidas con ofrecerles servicios y asistencia encaminados a garantizarles una buena calidad d ida. El trabajo principal de los profesionales en enfermería geriátrica dentro de una casa de retiro, también llamada asilo de ancianos u hogar de retiro, es cuidar las necesidades de los residentes a diferentes niveles.

En un nivel básico, se busca que los adultos mayores mantengan niveles aceptables de higiene, algo fundamental tanto para su salud física como mental, así como para su convivencia e integración a la comunidad que reside en la casa de retiro. Otra medida básica de los enfermeros es asegurarse que los pacientes tengan sus camas limpias, y en general el espacio en el que viven, y que reciban una nutrición adecuada, ya que, como es sabido, en esta etapa de la vida se requiere de una dieta personalizada a partir de la edad, estado de salud físico, tipo de actividades que se realizan y enfermedades existentes. Además, en caso de que el residente se encuentre bajo un tratamiento especial, el personal de enfermería se encarga de asegurarse de que se tomen las medicinas adecuadas, la dosis correcta y en los horarios establecidos, que asista a sus consultas médicas o terapias, ya sean físicas o psicológicas.

A un nivel más avanzado, la enfermería geriátrica al interior de una casa de retiro se encarga del monitoreo de signos vitales de los pacientes de manera periódica, de la administración de medicamentos vía intravenosa, de la toma de muestras de sangre y de otras medidas especializadas. En este punto cabe mencionar que en las casas de retiro se pueden encontrar tres tipos de profesionales de enfermería que desempeñan diferentes cargos, los asistentes de enfermería, los autorizados y los registrados.

Los asistentes y auxiliares de enfermería se encargan de las tareas básicas que hemos descrito y se encuentran bajo la dirección de los enfermeros autorizados, para ayudar a los residentes a bañarse, cambiarse de ropa, cepillarse los dientes, afeitarse, peinarse, dar asistencia a los pacientes que necesitan ayuda para ir al baño, vaciar los catéteres, cambiar urinales, mantener los registros de los pacientes actualizados, darles atención dietética, recoger muestras y asistir el traslado de los adultos mayores.

Los enfermeros autorizados además de proporcionar la atención básica a los residentes de la casa de retiro se hacen cargo de las tareas avanzadas del monitoreo de signos vitales, son responsables de la inserción de catéteres, tratamiento de escaras y cambio de vendajes, por ejemplo. Finalmente, los enfermeros registrados supervisan al resto del personal de enfermería geriátrica así como del historial médico de cada individuo, además de encargarse de actividades como el monitoreo de niveles de azúcar en la sangre, administración de oxígeno, realizar infusiones intravenosas y mantienen comunicación con los médicos supervisores.

Como puedes ver, la enfermería geriátrica es indispensable para la atención y tratamiento de los adultos mayores y en lugares, como casas de retiro, no puede hacer falta un equipo de profesionales en esta rama. Por ello, en Lúmina Senior Care contamos con un grupo de especialistas que harán de la estancia en nuestra casa de retiro una experiencia segura y cómoda.

Recent Posts